Avellaneda Núñez, la joven dominicana de 17 años hallada muerta el miércoles en una cantera de Collado Mediano, no tenía ninguna relación sentimental con su presunto asesino, un hombre de 22 años que fue quien condujo a los agentes del Instituto Armado hasta el cadáver de la chica.

 

La joven asesinada.

Según los primeros indicios, la joven habría acompañado a su presunto asesino, que actuó solo, de forma voluntaria a la cantera donde fue posteriormente asesinada.

Fuentes de la investigación señalan que el detenido, al que se le imputa por ahora un delito de homicidio aunque podrían imputársele más, podría haber estado enamorado de la víctima, que no había presentado ninguna denuncia por supuesto acoso previamente a su desaparición en Collado Villalba el pasado viernes.

En cualquier caso, nunca mantuvieron una relación sentimental -la novia del presunto asesino conocía a la víctima-, sino que habrían tenido alguna relación esporádica en el pasado.

El jefe de la brigada de la Policía de Judicial de la Guardia Civil, comandante Javier Rogero, no ha precisado así si el suceso puede ser catalogado como un crimen de violencia machista.

La Guardia Civil continúa desarrollando labores de inspección ocular en la cantera donde se encontró el cuerpo de Avellaneda, que presentaba signos visibles de violencia. El cadáver fue hallado en la orilla de una pequeña charca de la cantera.

Los restos mortales de la joven se encuentran en el Instituto Anatómico Forense donde hoy se le practicará la autopsia.

Avellaneda fue vista por última vez el pasado viernes por la tarde en el bar Rancho Merengue que regentan sus padres en la calle de Ignacio González de Collado Villalba, muy próximo a las vías del tren, cuando salió del mismo hablando por teléfono, por lo que los padres interpretaron que iba hacia su casa.

Pero la joven no llegó al domicilio ni fue encontrada durante toda la noche, por lo que la familia alertó el sábado por la mañana a la Guardia Civil, que puso en marcha el dispositivo de búsqueda correspondiente y tomó declaración a varios familiares y allegados.

El Ayuntamiento de Collado Villalba, lugar de residencia de la víctima, ha declarado dos días de luto oficial y los partidos políticos han suspendido en el municipio la campaña electoral para las generales del domingo.

El alcalde de Collado Villaba, Agustín Juárez, ha anunciado que están tratando de conseguir que el padre biológico de la joven, que reside en Puerto Plata (República Dominicana), pueda acudir el sábado al entierro de la menor.