SEXTORSIÓN: ser engañada/o para mostrar cualquier parte de su cuerpo con la webcam siendo menor de edad y no dando su consentimiento y circulando la imagen fuera de su control.

1) Pide ayuda. Solicita el apoyo de una persona adulta de confianza.

2) No cedas al chantaje. No acceder a las peticiones del chantajista si con ellas este se hace más fuerte.

3) No des información adicional. Cualquier dato o información puede ser usado por quien te acosa.

4) Guarda las pruebas. Cuando te amenace, te muestre cosas delicadas... captura la pantalla y anota día y hora.

5) Retira información delicada. Borra o guarda en otro lugar informaciones o imágenes privadas que puedas tener. Si no lo has hecho, tapa la webcam.

6) Elimina malware. Asegúrate de que no tienes software malicioso —troyanos, spyware...— en tu equipo.

7) Cambia las claves personales. Puede que esté espiando tus comunicaciones en las redes sociales.

8) Comprueba si puede llevar a cabo sus amenazas. Muchas amenazas son faroles, no son ciertas. Trata de comprobar que tiene las imágenes que dice.

9) Avisa a quien te acosa de que comete delito grave. Debe saber que la Ley le puede perseguir y que tú lo sabes.

10) Formula una denuncia. La Ley persigue con dureza este tipo de delitos, especialmente si eres menor de edad.