Esta sección ha sido habilitada para que todos vosotr@s nos enviéis al correo de la plataforma:plataforma29octubre@gmail.com - poemas, relatos o reflexiones que os parezcan interesantes. Por razones técnicas no podremos publicarlas todas, gracias por vuestra colaboración y compresión, esperamos vuestras aportaciones.

"PENSAMIENTO", de Eva Hernandez

Hoy tampoco puedo dormir.Hoy mi pensamiento esta contigo.Te echo tanto en falta.

!Cuanto me gustaria decirte

que te quiero!

!Cuanto me gustaria que

supieras, lo que te echo de menos!

Muchas veces en mi soledad

suelto un te quiero.

Mis palabras se escapan,

al viento.

!Como me gustaria

poder sentir tus labios

en los mios!

!Como me gustaria

volver a poner mi cabeza

en tu pecho!

Y volver a sentir

con que fuerza tu corazon,

latia.

Nuestro ultimo beso,

fue frio e inerte.

Toque tus manos,

les faltaba el calor,

ese calor que me

hacia sentir,

viva.

Tanto dolor,

¿Como soportar

tanto dolor?

Grito al viento

y lo que sale

es un grito desesperado.

Escuchennos !por favor!

solo pedimos JUSTICIA.

Ayundenos a soportar

tanto dolor, no nos

lo pongan mas dificil.

Con su indiferencia,

con su incomprension.

JUSTICIA DIGNA PARA LAS VICTIMAS.

EVA HERNANDEZ

"DICEN LAS HADAS", de María A. Fidalgo

Dicen las hadas, que el amor es algo muy bello
cuando de él se hace bandera y se entrega
a los demás a cambio de nadie.Dicen las hadas, que te muestres como eres
y no como lo demás quieren que seas.Dicen las hadas, que para encontrar el camino
hay que caminar y no sentarse.Dicen las hadas, que en tu interior has de buscarte.Dicen las hadas, que es esencial encontrarse.Dicen las hadas, que es fundamental reconocerse.Dicen las hadas, que ante todo debes aceptarte.Dicen las hadas, que para ascender,
has de identificarte.Dicen las hadas, que para amar, has de amarte.Dicen las hadas, que para vivir has de resuscitar.Dicen las hadas, que descanseis, pues YO, sere el
piloto que guie a buen puerto la nave donde se refugian
vuestros sueños.Una de las hadas me dijo: " Tus deseos anidan en
este momento en mi mano y como estrellas
fugaces, las lanzo a su destino, para
que retornen en tu seno con la magia
de su realización, que te mereces,
el destino, la vida y el momento de
felicidad que te dará el
verlos cumplidos...

LA MUJER MALTRATADA, de Ana Añó

Tus gritos apagan mi luz
no me siento identificada
con esas acusaciones
que viertes sobre mi.

Obsérvate frente al espejo,
y no me acuses, reconócete y mejórate,
acepta quien y como eres.
Los demás no te cambiaremos,
tu eres quien estará reflejado
en esa imagen sobre el espejo ...

Mi tiempo junto a ti se termina.
Al cerrar la puerta, no me sigas
crea un nuevo camino
porque yo no entiendo
mi mundo sin luz.

RELATO A MARTA DEL CASTILLO, de Ana Añó

Te imagino allí quieta, inmóvil, con los brazos en alto protegiendo tu cabeza, apretando con fuerza tus ojos cerrados, y con miedo a abrirlos para no sentir dolor, el dolor del golpe que sin piedad te enmudeció.

 

Abrir tus ojos, sorprendida por no sentir dolor. Por sentirte ligera, y al verte tendida en el suelo entender..., que tus ojos se habían cerrado a la vida, y que ahora te sientes espectadora de esa vida que te han negado vivir. Una vida donde el tiempo ya no existe, donde tu reloj interno, es como un reloj de arena que se quebró por aquel golpe que paró para siempre el ritmo de la vida que hasta ese momento viviste, esos ojos fríos que arrebataron tu tiempo aquí, que hicieron tus sueños inalcanzables...

 

Entendiste que tenias que haberse alejado antes de él, pero... ya era tarde.

 

Volviste a cerrar los ojos, y al abrirlos, descubriste, a tu familia buscándote desesperadamente, perdiendo la esperanza en cada respiración.

 

Han pasado muchas noches, y les observas contenta, porque siempre supiste que tienes la mejor familia que podías tener... ojalá pudieras secar cada lágrima derramada por sus ojos, que se impregna con tu recuerdo, y con ellas arrebataros el dolor de tu ausencia , el dolor de no poder verte por última vez.

 

Y anhelas su sonrisa, y la felicidad en vuestros ojos, anhelas el ayer...

 

Dónde estás no existe el tiempo, pero han pasado ya mil días sin ti, mil días siendo brisa. Y eso nos preguntamos todos, ¿dónde estás Marta?.

 

Si todavía tuvieras tiempo para decirles que les quieres, que te fundirías con cada miembro de tu familia en un abrazo eterno, lo que darías por sentir el calor de la vida, el calor de quienes te dieron la tuya, con el mayor de los amores, con la mayor de las sonrisas...

 

Tu vida vive en el recuerdo de cada persona que por ti pide justicia, una justicia que aún no ha llegado.

 

Pero ahora sabes que es la libertad, libertad de amar a quien quieres y no a quien quiere en ti imponer su voluntad.

 

Adiós dijiste al amor que no era verdad.

 

Lejos volaste, lejos de donde quisieras estar, y desde su nube blanca nos observas, con el deseo de podernos tocar.

 

Adiós dijiste niña, a la vida queriendo vivir.

 

Y rezas a todas horas que tu familia no se rinda porque merecen vivir, ellos que son tu amor verdadero, un ejemplo a seguir para cada persona que por ti pide justicia.

 

No temas que no estás sola, nadie dejará que el brillo de tus ojos se enmudezca con el tiempo. Marta somos todos.

 

Dedicado a la familia, amigos de Marta del Castillo y a la Plataforma29octubre

 

 

 

 

CASTILLO DE JUSTICIA, anónimo

A lo lejos se ve un precioso bosque
rodeado por las murallas de un castillo
son las murallas de los corazones que
un día te dieron besos sin sentido.

Es la muralla de un castillo que
te da tu nombre y apellido,
el nombre de una princesa
rubia como el trigo,
con un corazón brillante,
brillante como los diamantes pulidos.

Una día, cuando empezaba a caer la noche,
te gritaban la memoria ¡acabarás tu destino!
si bajas por las escaleras
de aquel maravilloso castillo

Marta no te marches a estas horas,
que sólo hay miradas atenuantes
y hombres de cuchillo...
pero la inocencia de ese reino sevillano
tenía minutos de retiro.

¡Ay de los besos y los aplausos!
¿Donde están queridos amigos?
O mejor pregunto ¿Hay amigos conocidos?
Puede ser que los haya, pero sólo por segundos
porque a Marta la sorprendieron
con el corazón vendido.

Le compraron su alma y sus ojos,
su amor prohibido.
El alma de una Sevillana que vive
en el destino para ser recordada
como la reina del castillo
pero de aquellos castillos blandos
con paredes de cartón y barro.

¡Ay de los besos y los aplausos!
¿Donde están queridos amigos?
O mejor pregunto ¿Hay amigos conocidos?

Ahora Marta del Castillo está en mi cabeza
y la de todos los políticos
que no saben qué hacer
para no perder su prestigio.
Justicia para Marta y condena
para los asesinos, pero lo mismo
digo para miles de casos perdidos.

Perdidos en manos de una Constitución
que no se asienta sobre lo justo
sino sobre la esperanza de presos
con retome de caminos,
caminos que sólo van a un destino
y es el de matar a mujeres,
hombres y niños.

Levantemos nuestros deseos que
para eso somos vecinos de la democracia
y no de los asesinos,
vividores en hoteles sin castigo.

Marta, ahora se que tengo amigos
y somos todos aquellos que luchamos
para proclamar justicia por tu nombre

y por las murallas de la democracia
y del orgullo.

¨QUISIERA¨, de Eva Hernandez

Quisiera decirte,
Hoy en la soledad de la noche,
Cuanto te extraño, cuanto
Te añoro, cuanto te reclamo.
Quisiera decirte
... Que hoy te hablo,
Pero mis palabras ya,
Se pierden en el viento,
Como lamentos.
Quisiera decirte,
Como hecho de menos,
Tus besos, tus abrazos.
Tu risa de niño pequeño.
Quisiera decirte, que
A veces desespero, grito,
Me enfado contigo.POR
Haberme dejado.
Quisiera decirte, que
Mi corazón llora en silencio.
Que mi corazón sigue esperando
A que vuelvas, anhelando el
Reencuentro.
Quisiera decirte......
Ay!! Lo que quisiera decirte.
Y YA NO PUEDO.